La sangre y el hierro: un vínculo indisoluble

18.06.2020 16:59

 

Cuando se trata de "Sangre y Hierro" los historiadores piensan en el famoso discurso de Otto von Bismarck en 1862 ante el comité de presupuesto de la Cámara de Representantes de Prusia con el fin de conseguir la aprobación de la financiación de la reforma del ejército. A los fans de las novelas fantásticas y las series les recordará inmediatamente las batallas y peleas de espadas de "Juego de Tronos" o "The Last Kingdom".

 

Pero también en la fisiología metabólica, el hierro y la sangre son dos elementos inseparables. El hierro es un oligoelemento vital que no puede ser producido por el cuerpo humano y por esta razón debe ser integrado. El hierro juega un papel central en varios procesos metabólicos y tiene numerosas funciones en nuestro cuerpo.

 

Su tarea más importante es unir el oxígeno a los glóbulos rojos. Como todo el mundo sabe, el hierro está contenido en la sangre, especialmente en los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos contienen una proteína llamada hemoglobina, que es particularmente rica en iones de hierro. Con la ayuda de los iones de hierro, la hemoglobina (que da a la sangre su color rojo) se une al oxígeno, transportándolo a todas las células del cuerpo. Para funcionar correctamente y así asegurar su equilibrio energético, cada célula de nuestro cuerpo necesita una cierta cantidad de hierro. Por consiguiente, no hace falta decir que una deficiencia de hierro conduce a considerables complicaciones en todo el cuerpo.

 

¿Dónde se encuentra?

 

El hierro está contenido en casi todos los alimentos.  Es importante señalar que suele estar presente en pequeñas cantidades y a menudo en una forma poco biodisponible, lo que significa que el cuerpo apenas lo absorbe y lo utiliza. En general, el hierro de los alimentos vegetales sólo se absorbe en una pequeña parte (aunque sería más correcto decir reabsorbido). Por el contrario, el hierro que se encuentra en la carne y el pescado se absorbe más fácilmente y con mayor eficacia. Sin embargo, hay algunos alimentos que inhiben la absorción de hierro, como el café y el té, pero también los productos lácteos.

 

¿Por qué no se integra lo suficiente?

 

Aunque una dieta equilibrada puede proporcionar la cantidad adecuada de hierro, la deficiencia de hierro está más extendida de lo que se piensa. En determinadas etapas de la vida o para algunas personas, se requiere una ingesta diaria de hierro superior a la media y muchas personas no son conscientes de ello.

 

El grupo de mayor riesgo son las mujeres: casi la mitad de las mujeres en edad de procrear tienen una deficiencia de hierro. La razón principal es la pérdida de sangre durante la menstruación.

 

Los vegetarianos también tienen la tendencia a no complementar suficientemente este mineral, ya que el hierro de las materias primas vegetales es más difícil de absorber en el intestino.

 

Los atletas necesitan complementar más hierro porque su metabolismo de energía y oxígeno aumenta y por lo tanto producen más hemoglobina y sangre. Sus necesidades de hierro son aproximadamente el doble. Además, la sudoración excesiva puede promover una deficiencia de hierro: el cuerpo pierde 1,2 miligramos de hierro por cada litro de sudor.

 

Incluso durante el crecimiento el cuerpo requiere una alta ingesta de nutrientes, y el cuerpo necesita más hierro - en promedio, aproximadamente el doble que un adulto. Todos los padres con adolescentes en edad de pubertad lo saben: a menudo los niños están pálidos, no tienen energía y necesitan un poco de descanso después de la escuela.

 

Sin embargo, durante el embarazo y la lactancia, las mujeres necesitan complementar altas cantidades de hierro. El crecimiento y desarrollo del bebé en el útero, el aumento del volumen sanguíneo, la producción de la placenta y el suministro del cordón umbilical aumentan la necesidad de hierro de la madre hasta 6 veces durante el embarazo. La necesidad de hierro también aumenta durante el período de lactancia, especialmente al comienzo de la fase en la que la madre suministra al bebé anticuerpos con su leche materna. Una alta deficiencia de hierro en la madre también aumenta el riesgo de depresión post-parto, la llamada "baby blues".

 

La importancia del hierro

 

Los síntomas más comunes de la deficiencia de hierro son la sensación de cansancio y la palidez, ambos causados por un suministro insuficiente de oxígeno a los órganos. Esto se debe a que en el caso de la anemia hay una reducción de la hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre que transporta el oxígeno por todo el cuerpo. Muchas personas no son conscientes de que tienen una deficiencia de hierro y a menudo atribuyen la fatiga permanente -el síntoma más común- a su estilo de vida o al estrés de la vida cotidiana.

 

Pero también hay otros síntomas relacionados con la deficiencia de hierro:

 
  • problemas respiratorios
  • pérdida de cabello, uñas quebradizas, crecimiento lento del cabello y las uñas
  • dolor de cabeza
  • el síndrome de las piernas inquietas
  • piel pálida, agrietada o seca
  • mayor susceptibilidad a la infección
  • nerviosismo
  • sensibilidad al frío
  • aumento de la disminución del rendimiento
 

 

No todos los productos son iguales

 

Junto con el magnesio y la vitamina C, los suplementos de hierro son probablemente los suplementos dietéticos más populares. Hay innumerables productos de hierro: desde las ofertas más baratas hasta los suplementos caros y de calidad en las farmacias. Lamentablemente, sin embargo, muchos productos son deficientes en muchos aspectos.

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es la dosis: hay muchos suplementos de hierro que tienen una sobredosis y ofrecen una dosis diaria de más o menos 40 mg. Una sobredosis de hierro puede ser muy peligrosa porque el cuerpo no puede excretar el exceso de hierro y lo almacena en varios órganos. Además, una dosis tan elevada suele provocar efectos indeseables como el estreñimiento y las náuseas.

 

Además, especialmente los suplementos baratos, muchos productos contienen aditivos artificiales como la celulosa microcristalina o el estearato de magnesio, porque son baratos, reduciendo así los costos de producción.

 

Por último, casi siempre se utilizan materias primas de origen sintético y su biodisponibilidad no suele ser muy baja.

 

Fuente natural de hierro: el curry

 

Elegimos las hojas del árbol de curry como la fuente natural de hierro. Este hierro natural tiene una biodisponibilidad particularmente alta, es suave para el estómago y - a diferencia del hierro sintético - contiene numerosos oligoelementos. Debido a la alta biodisponibilidad, no es necesaria una dosis alta, ya que el cuerpo puede absorber el hierro natural de manera óptima. Y por último, pero no menos importante: usamos un extracto de hoja de curry BIO, que hace de nuestro producto un suplemento de alta calidad, 100% orgánico.

 

Además, a diferencia de los suplementos de muchos otros fabricantes, no utilizamos aditivos como el estearato de magnesio o la celulosa microcristalina. Con 14 mg de hierro por cápsula, completamos el 100% de las necesidades diarias recomendadas de este precioso mineral, asegurando así un suministro óptimo al cuerpo.

 

Para todos aquellos que dan especial importancia a la calidad y naturalidad de un suplemento alimenticio, nuestro Hierro BIO es la solución ideal.

 

¡Un par de cosas que debes saber!

 

Se recomienda tomar un suplemento de hierro en combinación con la vitamina C. La vitamina C promueve la absorción del hierro. Y aquí también ofrecemos una solución natural: nuestra vitamina C orgánica de Acerola.

 

¿Deficiencia de hierro? ¡No hay problema con nuestras cápsulas de hierro orgánico natural!

 

Productos recomendados


Hierro Natural

Procedente de hojas de curry orgánico

COMPRAR

Blog
02.07.2020 16:10
L-Arginina Plus: El potenciador de rendimiento para hombres
Para alcanzar nuestros objetivos personales durante una sesión de entrenamiento, a veces es necesario un pequeño empujón extra. La L-Arginina es bien conocida entre los atletas para aumentar el rendimiento físico (y sexual) ya que induce la formación de óxido nítrico, que promueve la vasodilatación y la circulación, lo que conduce a un mejor pump muscular.
25.06.2020 17:05
Selenio: La fina línea entre lo esencial y lo prejudicial
El selenio es un oligoelemento esencial para el cuerpo. Es importante para la función tiroidea, la salud del cabello, el sistema inmunológico, pero también para la protección contra el estrés oxidativo y la espermatogénesis. En la dosis óptima, nuestro selenio es 100% natural y está hecho de semillas de mostaza de caléndula, por lo que también es adecuado para personas con alergia o intolerancia a la levadura.
19.06.2020 15:17
Nuestro Glucosamina Complex vegano: Un suplemento para las articulaciones, sin articulaciones
¿Por qué elegir un suplemento hecho de desechos animales cuando hay una alternativa vegana libre de crueldad y más efectiva? Nuestro Complejo de Glucosamina es un suplemento para las articulaciones completamente vegano basado en glucosamina y condroitina de fermentación, MSM, Uña del Diablo, vitamina C y zinc.
18.06.2020 16:59
La sangre y el hierro: un vínculo indisoluble
El hierro es un mineral esencial, especialmente para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno a los tejidos y músculos. Nuestro hierro se extrae de hojas de curry de la India de agricultura orgánica controlada. Rica en fitonutrientes y en dosis óptimas, es una excelente solución natural y de alta calidad.

Inicie su sesión para dejar un comentario.