La vitamina K: la protagonista olvidada que se refleja en tu piel

29.03.2019 12:02

la-vitamina-k2-funciones

 

Todos tenemos claro la importancia del calcio para nuestros huesos, y es de hecho algo que nos repiten desde pequeños, alcanzándonos un vaso de leche: “necesitas calcio”, incluso a muchos de nosotros nos han hablado de la importancia de la vitamina D3 (la vitamina del sol) fundamental para la absorción del calcio ¿pero quién ha oído hablar de la misteriosa vitamina K?

Y es que la verdad es que esta vitamina cumple un rol fundamental en nuestra salud, afectando a funciones fundamentales como la coagulación de la sangre, el estado de nuestras arterias y la salud de nuestros huesos.

Para desempolvar sus beneficios y sacarla del cajón de las vitaminas olvidadas, hemos creado este artículo, para que aprendas sobre su importancia y te decidas a testar tus niveles para asegurarte una salud óptima.

 

La vitamina K2 y su función a nivel óseo

 

Como hemos mencionado anteriormente la vitamina K2 cumple un rol fundamental en el metabolismo del calcio, el mineral que se encuentra en mayor presencia en nuestros huesos y dientes. La vitamina K2 activa la acción de dos proteínas en relación al calcio: la matrix GLA y la osteocalcina, las cuales ayudan a construir y mantener los huesos.

Incluso hay estudios controlados que sugieren que la vitamina K2 provee aún más beneficios para los huesos. Un estudio realizado durante 3 años, con la participación de 244 mujeres post menopáusicas sacó a relucir un dato muy interesante: aquellas que consumían suplementos de vitamina k2, tenían una menor pérdida de densidad mineral ósea, normalmente causada con la edad. Y no solo eso sino que la ingestión de esta vitamina redujo entre las participantes: las fracturas de columna en un 60%, las de cadera en un 77% y el resto de las fracturas en un 81%.

Pero la proteína osteocalcina, activada por la vitamina K2, no es únicamente buena para los huesos, sino que está estrictamente relacionada con la salud dental, dado que activa un mecanismo que estimula el crecimiento de la nueva dentina, es decir, el tejido calcificado debajo del esmalte de nuestros dientes.

Estos estudios demuestran que mantener una suplementación en vitamina K2 ayuda a prevenir problemas de artrosis y osteoporosis, fundamentalmente en mujeres postmenopáusicas.

Pero no solo es necesaria para mantener tu estructura ósea sana, sino que también cumple un rol fundamental en la función arterial.

 

La vitamina K2 y su rol en la coagulación de la sangre y la salud arterial

 

Esta vitamina es fundamental para la coagulación de la sangre, esto es esencial para prevenir una gran pérdida de sangre en caso de accidentes o heridas, acelerar la curación y reducir el riesgo de muerte por hemorragia excesiva. Las mismas proteínas que favorecen una mejor salud de los huesos y metabolización del calcio, son las que ayudan en el proceso de coagulación.

Como hemos visto anteriormente una de las funciones más importantes de la vitamina K es controlar la deposición del calcio. Básicamente, dicho de una forma muy simple podríamos ver su relación en el proceso de metabolización del calcio de la siguiente forma: necesitamos obtener calcio para la salud de nuestros huesos, necesitamos de la vitamina D para la absorción del calcio en nuestro cuerpo, y necesitamos la vitamina K2 para ayudar a que el calcio absorbido sea acumulado en los huesos y dientes y no en las arterias. 

 

importancia-vitamina-k-y-calcio

 

Pero… ¿por qué es tan importante la vitamina K2?

 

Podemos decir que la vitamina K regula el calcio en tu cuerpo de dos formas diferentes:

- Promueve la calcificación de los huesos: porque activa la proteína osteocalcina, que promueve la acumulación de calcio en los huesos y dientes.

- Reduce la calcificación de los tejidos blandos: Activa la proteína matrix GLA, que evita que el calcio se acumule en los órganos blandos como riñones y arterias.

Esto es fundamental porque cuando la concentración de calcio es muy alta, existe riesgo de hipercalcemia, es decir demasiado calcio en la sangre. Esta lleva a tener calcificación de los vasos sanguíneos, lo que básicamente se comportará como la placa en las arterias, obstruyéndolas. La obstrucción de las arterias por calcio es un gran factor de riesgo para las enfermedades coronarias (y nosotros pensando que bastaba con dejar los fritos y las grasas). 

La toma de vitamina k previene esta calcificación en las arterias y en los riñones, reduciendo también el riesgo de cálculos (piedras) renales por la acumulación de calcio.

En un largo estudio realizado para testar el rol de la vitamina K, se encontró que las personas que tomaban mayor cantidad de vitamina K2 tenían 52% menor probabilidad de sufrir calcificación en las arterias y se reducía la posibilidad de morir por enfermedades coronarias en un 57%. ¡Wooow!

No solo eso, sino que otro estudio realizado en 16.057 mujeres encontró que aquellas con una mayor ingesta de vitamina K2 tenían un riesgo de enfermedades coronarias mucho menor: por cada 10 mcg de vitamina K2 consumidos al día, este riesgo se reducía en un 9%.

 

¿Es lo mismo la vitamina K1 que la vitamina K2?

 

A pesar de que algunos científicos y médicos afirman que la vitamina K1 presente en los vegetales es suficiente para satisfacer las necesidades de vitamina K de nuestro organismo, puesto que puede transformarse en vitamina K2, lo cierto es que muy poca cantidad de esta vitamina es transformada en k2. Por otro lado algunos estudios han demostrado que la K2 reduce la calcificación de las arterias, mientras que la K1 no.

A su vez estudios controlados han evidenciado que la toma de suplementos de vitamina K2 mejora la salud de los huesos y corazón, mientras que la vitamina k1 no ha mostrado tener efectos significativos en este aspecto.

 

¿Dónde puedo encontrar vitamina K2?

 

Podemos encontrar 2 tipos de vitamina K2: La MK-4 y la MK-7

La MK-4 se halla fundamentalmente en alimentos de origen animal, y tiene una biodisponibilidad baja. La encuentras en productos como lácteos o grasas animales que se alimentan a base de pasto (muy difícil de encontrar hoy en día). Algunos ejemplos son: Hígado de ganso, mantequilla, quesos y yemas de huevos. Sin embargo deberíamos consumir una gran cantidad de estos para obtener la dosis necesaria, y eso no es del todo saludable (demasiada grasa).

La forma más biodisponible de la vitamina K2 es la MK-7, producida por bacterias intestinales. La mayor fuente de esta vitamina es la soja fermentada, o mejor conocida como NATTO, un alimento característico de la región de Japón.

 

soja-fermentada-natto-japon

 

¡Dato curioso!

 

¿Sabías que las marcas de esta deficiencia las puedes llevar en la piel?

 

Así es, aparentemente mirarte al espejo puede darte una señal de que tus niveles de vitamina K2 son muy bajos. Un estudio realizado por la Endocrine Society de Boston ha encontrado una relación entre la presencia de arrugas a edad temprana y muy marcadas, (principalmente en las mujeres post-menopáusicas) con una baja densidad ósea, y esto aparentemente se debe a los bajos niveles de vitamina K2.

Parte de esta relación con la K2 proviene del estudio de mujeres de distintas regiones y etnias, donde se ha comprobado que las mujeres Japonesas, incluso comparadas con otras regiones de Asia tienen la menor presencia de arrugas (esto podemos comprobarlo tan solo mirando fotos) y una mayor densidad ósea. Esto se cree que procede de su alto consumo de NATTO pues esta es la mayor fuente de vitamina K2 disponible en los alimentos. Increíble ¿no crees? 

Pues basta de envidiar la piel de las japonesas, empecemos a agregar más fuentes de vitamina K2 a nuestra dieta, y a testar nuestros niveles a las primeras señales de arrugas para asegurarnos que nuestra ingesta es adecuada. No podemos estar 100% seguras de que esta sea la causa pero vale la pena intentar hacer los análisis ¿no?.

Debes saber que si tienes problemas digestivos, enfermedad inflamatoria intestinal, si tomas antibióticos que dañen tu flora intestinal o si no consumes suficientes vegetales de hoja verde como el kale y la espinaca puedes tener riesgo de deficiencia de vitamina K.

Al descubrir la importancia de la vitamina K2 no solo para la apariencia de nuestra piel, sino para la salud de nuestro corazón y nuestros huesos, así como su función en el metabolismo del calcio hemos decidido crear un suplemento de vitamina K2 con la forma más biodisponible (MK-7) proveniente de la fuente más rica de esta vitamina. Y además: vegana

 

Encuentra más información aquí: Vitamina K2 Vegavero

¿A qué esperas? Vete corriendo a hacerte análisis… 

 

Fuentes:

Pal L, Kidwai N, Glockenberg K, et al. Skin wrinkling and rigidity are predictive of bone mineral density in early postmenopausal women. Endocrine Review, Vol. 32 (03_MeetingAbstracts): P3-126

Koitaya N et al. (2009) Effect of low dose vitamin k2 (mk-4) supplementation on bio-indices in postmenopausal japanese women, J Nutr Sci Vitaminol, 55, 15-21.

Blog
08.08.2019 09:05
Tips y consejos para conservar tus alimentos dentro y fuera de la nevera
Muchos de nosotros solemos colocar los alimentos en el frigorífico en orden aleatorio, lo que primero sale de la bolsa, primero entra. El queso aplastando la lechuga, los tomates en el cajón, y las patatas en la puerta, total, al final, es todo lo mismo, o eso pensamos…
09.05.2019 15:10
Hiperplasia benigna de próstata (HBP) y prostatitis: Síntomas, diferencias y tratamiento
El agrandamiento de la próstata o hiperplasia prostática benigna (HPB) se trata de una hipertrofia benigna de la próstata, que consiste en el agrandamiento progresivo de la próstata con la edad, y afecta a más del 50% de los hombres mayores de 50 años.  Este aumento de tamaño puede provocar problemas urinarios.
25.02.2019 14:54
Mejora tu digestión: aprende a combinar los alimentos
¿Te sucede que terminas de comer y sientes que tu abdomen se infla como un globo a punto de explotar? ¿Tienes problemas de gases? ¿Te suele doler el estómago por la tarde? Todo esto puede tener una explicación muy sencilla, y es que estás combinando mal tus alimentos.
29.03.2019 12:02
La vitamina K: la protagonista olvidada que se refleja en tu piel
Todos tenemos claro la importancia del Calcio para nuestros huesos, y es de hecho algo que nos repiten desde pequeños, alcanzándonos un vaso de leche: “necesitas calcio”, incluso a muchos de nosotros nos han hablado de la importancia de la vitamina D3 (la vitamina del sol) fundamental para la absorción del calcio ¿pero quién ha oído hablar de la misteriosa vitamina K?

Inicie su sesión para dejar un comentario.